Cidade de Deus (Ciudad de Dios) – 2002

El problema con el cine colombiano no es que siempre se cuenten las mismas historias: narcotráfico, guerrilla, violencia, sino que no las han sabido contar. Ciudad de Dios es un ejemplo de lo bien que puede salir una historia que toque las llagas de la sociedad que la produce.

Ciudad de Dios toma la peor cara de Brasil y hace con ella una excelente película, sin duda la mejor película suramericana de todos los tiempos, en ella nos cuentan la vida de muchos hombres unidos por un mismo origen, uno pobre y violento, que igual como produce los criminales más temidos también produce buenos hombres con nobles intenciones. Uno de estos hombres es Buscapé, quien funge como narrador de su propia historia, nos relata como el transcurrir de su vida se vio marcado por el destino del Trio Ternura, un grupo de criminales famoso en su favela conocida como Ciudad de Dios. De sus desventuras se desprenden consecuencias que van a marcar muchas vidas, es el Trio Ternura el que inicia en los rumbos del mal al ya de por si corrupto Dadinho, quien más tarde se convertirá en el temible Zé Pequeno y es también el Trio Ternura el que transforma a través del ejemplo a Buscapé en la persona de bien que con el tiempo sería.

La historia es además un cruel retrato de lo que las circunstancias pueden hacer de una persona, ¿hay otra forma de afrontar la situación por la que atravesó Mané Galinha?¿hay otra salida para la violencia distinta a más violencia? Mané Galinha sufre las humillaciones de Zé Pequeno por el simple hecho de ser mejor parecido, viola a su novia y le mata a un hermano, ¿cómo deberíamos responder a tal agresión? tal vez el buen Mané es un mecanismo de la naturaleza, de Dios mismo, para poner un sobrepeso en una guerra inevitable. Lo lamentable del asunto es que gran parte de la película es una historia de la vida real.

Pero bueno dejando al lado la profundidad que puede alcanzar una historia bien contada podemos admirar también la forma en la que la película está hecha, la forma en la que las historias se entrelazan, el buen uso de un narrador y el humor negro y violento ubican a Ciudad de Dios en la cima de películas sobre criminales, a la derecha de Cerdos y Diamantes, en un paraíso que parecía reservado para Guy Ritchie y sus historias sobre gansters británicos mal hablados, es una entrada refrescante y entretenida, que además resulta cercana.

Por esto y por mucho más Ciudad de Dios es un imperdible del cine mundial, la mejor película sin duda que se ha hecho en el hemisferio sur.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: