Daybreakers (La hermandad)

Pese a que no es una muy buena película, La Hermandad se agradece por el momento en el que llega al país: justo cuando los vampiros han perdido la poca dignidad que alguna vez tuvieron gracias a la saga Crepúsculo. Aunque recupera algo de lo que eran antaño los vampiros, La Hermandad goza de una singular historia que le da un giro al mito y nos permite disfrutar una nueva historia pero con los protagonistas de siempre. De un lado quedan los lavados de cara que por años ha tratado de hacer Hollywood a los vampiros, en esta entrega son sanguinarios y violentos, los quema el sol y beben sangre, pero el giro está en que ya no son una minoría escondida sino al contrario son una sociedad organizada que tiene en jaque la supervivencia de los seres humanos. <

La historia nos centra en Edward Dalton (Ethan Hawke) un vampiro cuyo trabajo es encontrar un sustituto para la sangre humana ya que los humanos están al borde de la extinción y los vampiros están hambrientos, y cuando un vampiro deja de tomar sangre se empieza a transformar en una especie de zombi ultra violento y nadie quiere que eso ocurra. Edward no quería ser vampiro pero fue transformado por su hermano, quien ahora se desempeña como un destacado cazador de humanos, es por esto que a la primera oportunidad se une a un grupo de humanos que viven escondidos y que están buscando una cura para el vampirismo. A partir de ahí suceden varias cosas que convierten a la historia de La Hermandad en un refrescante baño de sangre que tanta falta le hacía al mito de los vampiros.

Pese a los esfuerzos y a que el resultado está bien logrado, se hubiera agradecido un enfoque más amplio a lo que sería una sociedad regida por vampiros por ser este un concepto que no se ve muy seguido en el imaginario popular. También se hubiera agradecido que se trabajara mucho más en el personaje de Willem Dafoe que pese a representar una pieza clave en el argumento pasa por poco más que un personaje de cartón con un diálogo entre la comedia y el ridículo. Faltaron más armas, más vampiros-zombis, una crisis más amplia. Lo que si no falto, gracias al cielo, fue la sangre y las vísceras.

La Hermandad en conclusión es una buena opción para ver en cine ahora que los otros estrenos parecen tan flojos. Sin ser una obra de arte ni la mejor película de vampiros de la historia, La Hermandad hace un esfuerzo sincero por devolver a los vampiros la imagen que algún día tuvieron y que Anne Rice primero y Stephenie Meyer después hicieron tanto por acabar.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

1 respuesta

  1. lastima q no duro mucho en cartelera, la quitaron rapidito…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: