The Expendable (Los Indestuctibles)

El principal problema de muchas películas son las expectativas del espectador. Yo fui a ver Los Indestructibles con unas expectativas muy altas, en gran parte porque me encantan las películas de acción ochenteras y por el reparto de primer nivel con el que contaba, tal vez eso afectó mi percepción de la película entera, siempre estuve esperando más y aunque es una película de acción como las de antes, veloz y ruidosa, aún queda faltando ese algo que tanto prometía en sus promociones.

Yo creo que el principal problema con la película es la química entre sus protagonistas, todos hacen un trabajo notable, desde Jet Li hasta Jason Statham, pasando por Eric Roberts el inevitable villano, sin embargo la sinergía entre ellos parece ausente, los diálogos no convencen, los conflictos no cuadran, parece que cada uno es un protagonista en una película aparte que apenas y se mezcla por momentos. El reparto juega como arma de doble filo porque no hay tiempo para todos, por ejemplo, escenas que de otra forma podrían haber sido épicas, Couture versus Stone Cold por ejemplo, pasan desapercibidas no por las coreografías, no por el ritmo, sino porque son tantas las cosas que uno espera que pasen que aún el más increíble de los enfrentamientos parecería poco en comparación con lo que uno imaginaba.

La historia aunque no es un punto fuerte si tiene un componente interesante que se hubiera podido desarrollar mejor, esta trata sobre una misión en alguna Isla del Caribe para derrocar a un dictador financiado por un ex agente de la CIA, el equipo de mercenarios dirigidos por Stallone debe asesinarlo, pero justo después de un análisis de los riesgos el equipo decide no aceptar la oferta. Hasta ahí un sonoro ‘¿qué carajos pasa aqui?’ queda en el aire, luego, el equipo acepta la misión ya no por el dinero que Bruce Willis (qué por cierto, hace parte de uno de los mejores cameos en la historia del cine) les ofrece sino por salvar la vida de la hija del dictador. La razón podría haber sido tan superficial como que Stallon en sus sesentas se enamoré de una caribeña joven, pero no, la razón es que Stallone está preocupado por su alma. Así como suena. Pero detengámonos un segundo, esa no es una idea mala si se hubiera desarrollado como se debe, con un buen guión depronto habría dado resultado.

Las escenas de acción son otro tema, todas están muy bien realizadas y dirigidas, se nota la mano de Stallone en la dirección y no se podría esperar menos. Las coreografías, la sangre justa y bien repartida y la artillería pesada se mezclan con certeza y el producto es gratificante. La música, muy de pandillero, también es precisa. La luz y el ritmo, que en algunas películas de acción arruinan la diversión (estoy viendo justo en tu dirección Michael Bay) en esta son elementos precisos y aunque todo estalla y todos disparan uno puede deleitarse, sin recurrir a la cámara lenta, de toda la acción del momento.

En conclusión, si uno va a ver una película de acción de mercenarios, la película cumple con creces, si uno va a ver una película que sea la cumbre de la acción (que por los nombres en el reparto fácil podría esperarse) ahí si se queda algo corta.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: