La Prima Cosa Bella (La Primera Cosa Bella)

Los mejores dramas del cine, en mi opinión, son aquellos que se sienten como crónicas, esos que lucen tan reales y tan cercanos, que la identificación con sus personajes surge de manera natural y sin esfuerzo. La Primera Cosa Bella del director italiano Paolo Virzi entra en esta categoría. Pero además de ser un poderoso drama, como la vida misma, encuentra los espacios para un humor elegante y bien aplicado.

la prima cosa bella cartel

La Primera Cosa Bella es la historia de Bruno, de su hermana Valeria y sobre todo de su madre Anna, quien agotó su vida por procurarles un futuro a sus dos hijos. ¿qué tan exitoso fue el esfuerzo de Anna como madre? cada quien entrará a juzgar, y es que los personajes no son perfectos, es todo lo contrario y es en sus defectos donde se encuentra la gracia de la película. La narrativa resulta bastante dinámica gracias a que aplica un recurso conocido: flashbacks en color sepia a modo de recuerdos, no es algo sorprendente ni original pero se agradece para mantener un ritmo interesante, la musicalización es otro aspecto importante y muy bien logrado de la película, hay una escena en que la música juega tan bien con los actores (la primera en la que muestran a Bruno y Valeria como adolescentes) que seguro no van a olvidarla fácil y va a quedarse dándole vueltas en la retina durante un buen rato.

Pero el aspecto más importante de este película son sus actuaciones, desde los niños pequeños que tantas veces fallan tan miserablemente hasta los extras, todos los actores lucen creíbles de principio a fin, además la elección del casting es impecable, en una película donde el paso del tiempo es un protagonista es imperdonable que los actores de edades adultas no resulten similares a sus avatares juveniles. Por ejemplo, el único lunar de Cinema Paradiso es precisamente que el protagonista adulto es ojiazul y pálido mientras que en su juventud era moreno y con rasgos latinos. En definitiva un detalle que se agradece se haya cuidado.

He de confesar que la única razón por la que vi La Primera Cosa Bella fue porque no había otra disponible en la sala (era esa o repetir El Paseo), principalmente porque siempre he tenido enemistades con las presuntuosas historias del cine europeo, sin embargo, películas como esta de Paolo Virzi son una vitrina importante. Al menos yo estaré pendiente de que va a hacer después de esto.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: