Hereafter (Más allá de la vida)

Acostumbrado como estaba a los dramas de Clint Eastwood me sorprendió realmente que Después de la Vida no consiguiera generarme un sólo sentimiento, ni siquiera apatía ni aburrimiento, asistí a dos horas de una película muerta.

hereafter mas alla de la vida cartel

Después de la Vida, es la historia de tres personajes, uno George Lonnegan (Matt Damon) un ex psíquico que quiere dejar atrás su vida, convencido que hablar con los muertos es más una maldición que un don, otro (Marie Lelay) Cecilé de France una periodista francesa que sobrevive a un tsunami y sufre una experiencia cercana a la muerte y el último Marcus (Frankie McLaren) un niño inglés que pierde a su gemelo y única compañía en un accidente de tráfico. Las tres historias hablan sobre la muerte y como la enfrentamos, todo fatalmente trivializado con un componente paranormal que por más que se intente no puede quitarse de encima el tufo de estafa y mentira que rodea a todo el asunto de hablar con los muertos.

Yo creo que Clint Eastwood llegó tarde al chiste, contó una adivinanza cuando todos en la fiesta acababan de oír la respuesta. No sé si sólo pase conmigo, pero el tema de hablar con los muertos ya está en lo que a mi respecta tachado como estafa y como un truco barato conocido como lectura en frio, el tema de la película no puede quitarse de encima ese estigma y su pecado es no jugar enteramente por la ficción sino tratar de vender un drama humano y genuino mezclado con aspectos paranormales que no cuadran. No consigue ni lo uno, sorprender por lo paranormal, ni lo otro, conmover por el drama. Otro hubiera sido el escenario si esta película se estrena a mitad de la década pasada, cuando John Edward era alguien.

Sin embargo, y pese a todo lo malo que puede resultar la historia y su desenlace forzado, estamos hablando de Clint Eastwood, y él sabe como vender sus historias y mantenernos interesados así nos esté hablando de como sembrar musgo. Puede que no sea una obra maestra como mucho de lo que ha hecho antes, pero Después de la Vida aún nos deslumbra con la calidad para dirigir de Eastwood, en varias escenas se puede ver su toque dramático, íntimo, esas escenas donde sin diálogo nos dice todo sobre sus personajes; el ritual antes de dormir de los gemelos, las cenas solitarias del psíquico o los celos silenciosos de la ex presentadora de televisión al ver su reemplazo en pantalla.

Puede que no sea la mejor película del año, puede que no sea un drama sólido, pero si se siente dispuesto, arriesguese que es de Clint Eastwood de quien estamos hablando.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para evitar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: