Black Swan (El Cisne Negro)

Darren Aronofsky estaba haciendo la película perfecta; caótica, provocativa y cruel, pero pecó al  subestimar a su público y terminó estrenando una  excelente película a la que le sobraron plumas para  ser perfecta. Esta bien, en ocasiones me he  quejado de lo abstracto de algunas películas y me  he quejado del cine de autor, pero eso no significa  que todo deba ser literalmente explicado y que  cualquier mensaje, para que sea válido, debe ser  explicado de manera concreta. El único error del  Cisne Negro, fue recurrir a un par de malos efectos  especiales para convertir sin delicadeza una  transformación tácita en una explícita.

el cisne negro

El Cisne Negro es la historia de Nina Sayers (Natalie  Portman) una bailarina de ballet que sucumbe a la  presión de un nuevo papel, ella es pulcra y virginal y  para destacar deberá convertirse en su contrario,  una persona manipuladora que irradie sexualidad  con cada movimiento. A partir de esta premisa, el  desarrollo de la historia se hace casi literal: el  desenfoque de la protagonista, la metamorfosis, el  papel que la consume, su sacrificio. Nada se deja  para la interpretación, nada queda para el análisis.

Puede que tenga estos problemas de guion, aún así  la obra de Aronofsky es un drama crudo y directo,  que se apoya en la interpretación magistral de  Natalie Portman para conseguir el efecto de presión  psicológica propio de sus anteriores trabajos:  Requiem por un Sueño (2000) y Pi (1998).  Paradójicamente, pese a ser esta una obra sobre  música y baile, la banda sonora resulta mucho  menos densa y mucho menos importante en el  desarrollo de la atmósfera que, por ejemplo, la de la ya menciona Requiem por un Sueño.

Almas más sensibles encontraran trillado el tema  del ballet y de la presión que sufren sus bailarinas,  tema desgastado hasta la saciedad en múltiples  películas, documentales y hasta en Los Simpsons,  sin embargo, como ocurre con la temática  relacionada con la Segunda Guerra Mundial,  siempre habrá un enfoque que falta, uno nuevo que  haga revivir el debate y le de un respiro al género y sin duda, la visión de Aronofsky resulta refrescante y vivaz.

 

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

1 respuesta

  1. Yo no note los malos efectos en la transformacion, aunque posiblemente sea por que estaba atrapado por la historia y la locura de Nina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: