Biutiful

Iñárritu siempre ha sido ajeno a mis gustos, Amores Perros (2000) puede que resulte entretenida y bien construida pero no es para nada la obra de arte que nos han querido vender siempre, 21 Gramos (2003) es un drama poderoso pero poco convincente, cortesía de un guion posible sólo por la coincidencia y Babel (2006) es caótica e irrelevante, además de sobre valorada tanto por la crítica como por el público, ¿pero y Biutiful? la verdad fue una sorpresa completa encontrarme con el desarrollo de una historia impecable, de la que pensaba no iba a ser muy distinta a las demás obras del afamado director mexicano.

Film Title: Biutiful

Para empezar, aunque sí mezcla varios hilos narrativos, Biutiful mantiene un tronco argumental del que se desprenden ramas un poco menos importantes lo que facilita que logremos crear empatía con los protagonistas de la historia, además, Javier Bardem hace un trabajo impecable, sublime, para convencernos de lo que sucede en pantalla. Otro factor diferenciador con sus anteriores trabajos es el guion, esta vez mas sentado en las bases de lo posible. Tomemos por ejemplo Babel (2006), ¿qué posibilidad existe de capturar con el hombro una bala perdida en un desierto iraquí? bastante pocas ¿verdad? pero no hay problema, sin embargo ¿qué posibilidad existe de que además de recibir un balazo aleatorio en Iraq al mismo tiempo mis hijos sean semi secuestrados por su mucama mexicana y se pierdan en el desierto? son astronómicamente bajas, son circunstancias que sólo ocurren en el mundo de Iñárritu, y el éxito del drama consiste en que compremos el cuento, en que podamos meternos en la piel de los protagonista y decir “carajo, eso me podría pasar a mi” y no “bullshit! eso sólo pasa cuando Telematch está jugando al peor día de tu vida”.

Iñárritu pareció darse cuenta, y Biutiful no sólo usa un guion muy plausible, sino que además, aparte de lograr hacarnos identificar con su protagonista (que también ayuda que sea sólo uno) nos hace cuestionar realmente la fragilidad de la vida y las consecuencias de la muerte, es que “¿con quien voy a dejar a mis hijos?” es una idea tan poderosa que podría hacer aún más insufibles las últimas horas de un enfermo terminal. Además, y siendo herético, Iñárritu consiguió con elegancia lo que Clint Eastwood trató influctuosamente de hacer con Hereafter (2010), mezclar un drama convincente con visos paranormales.

Puede que Biutiful luzca densa por momentos y que se antoje demasiado larga, pero traté de hacer un esfuerzo y no se me ocurrió una manera de acortarla, no hay una sola escena que sobre y créanme cuando les digo que al final cada minuto cuenta y que esos planos largos que parecían desperdicios son excelentes pausas para atragantarse con toda la dimensión dramática de una muerte inoportuna.

 

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: