The Adjusment Bureau (Agentes del Destino)

Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, al menos así nos ve la industria cinematográfica. Sobre todo la que se encarga de la sección de romance. A los hombres nos gustan las mujeres des complicadas, mentalmente inestables, de ojos grandes, de cuellos largos y de espíritu artista, como Kate Winslet en Eternal Sunshine (2004), Mary Elizabeth Winstead en Scott Pilligrim versus el Mundo (2010), Natalie Portman en Garden State (2004) o Mila Kunis en Forgetting Sarah Marshall (2008). Y a las mujeres les gustan los hombres mayores con empleos fijos que se vean como Hugh Grant, como Hugh Grant en Cuatro Bodas y un Funeral (1994), Hugh Grant en Notting Hill (1999), Hugh Grant en El Diario de Bridget Jones (2001) o Hugh Grant en Letra y Música (2007). Al menos eso piensan en Hollywood. No sé qué tan aplicable sea en la realidad, aunque a juzgar por las enormes taquillas que mueve el romance año a año por ahí va la cosa.

Los Agentes del Destino se mueve por la misma línea de Eternal Sunshine, salvando todas las distancias: Ciencia ficción de tinte metafísico, cuellos largos, inestabilidad mental y ojos grandes. Que el cuello y los ojos sean los de Emily Blunt (El Diablo Viste a la Moda-2006) ya hace a la película mucho más interesante (aunque Natalie Portman o Zooey Deschanel hubiesen funcionado igual de bien). ¿En qué se diferencian? en Michel Gondry en eso se diferencian. Ambas son historias ambiciosas pero la experiencia del director puede convertir una historia épica en una sólo pasable. Michel Gondry dirigió un clásico instantáneo, George Nolfi, en su primer película como director, dirigió un episodio de la dimensión desconocida con Matt Damon de protagonista.

La película no es mala, lejos de eso, resulta un entretenido recorrido por los vericuetos del destino; en la película, el destino de la gente es decidido de antemano por un “presidente” para cumplir con un plan y varios agentes se hacen cargo de cumplir ese plan. ¿Qué entonces si me enamoro de quien no conviene? ahí está el meollo del asunto y Matt Damon y Emily Blunt deben luchar por su amor a pesar del destino. Sí suena genial, pero ojala se hubieran tomado más riesgos, resulta interesante de ver pero no compite en los niveles épicos de historias similares como, perdón reitero, Eternal Sunshine. ¿Qué es injusto compararlas? injusto si la estuviera comparando con El Bueno, el Malo y el Feo. Ambas películas pertenecen al mismo género por lo tanto la comparación cabe completamente.

Por lo demás, unas actuaciones justas, bien musicalizadas y Emily Blunt. Punto.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: