Water for Elephants (Agua para Elefantes)

Agua para Elefantes es una historia de época contada a través del flashback de uno de sus protagonistas, sí, tal como en Titanic (1997). Y esa no es la única similitud con la obra de James Cameron, además es la historia de amor entre un pobre diablo y una mujer fuera de su alcance que transcurre en un vehículo locomotor impulsado a vapor. Sin embargo tiene sus puntos que la diferencian: no es tan cursi como Titanic y definitivamente todo funciona mejor si se le meten elefantes.

La historia es sobre Jacob (Robert Pattinson), un veterinario a medio camino que al quedar huérfano decide vagar por el mundo. En su travesía se sube sin permiso a un tren que resulta transportar al circo de los hermanos Benzini que es dirigido por August (Christoph Waltz) un empresario obsesionado con el éxito y con su esposa Marlena (Reese Witherspoon). Eventualmente Marlena y Jacob se enamoran y se asegura el drama. En el camino el circo decide comprar a Rosie, una elefanta que Jacob debe entrenar y Marlena debe cabalgar. La incorporación de Rosie a la película la salva de ser un romance típico; en ella y en el genial Christoph Waltz (Bastardos sin Gloria, El Avispón Verde) recae la tarea de levantar una historia que no convence por la falta de química entre sus protagonistas.

Hablemos de química, ¿alguien ha visto Infidelidad (2002) con Diane Lane? hay una escena donde Lane repasa en un bus un encuentro sexual con su amante. Eso, esa escena, es la definición misma de la química, de ahí en adelante cada que se ven en pantalla ambos protagonistas uno les cree el cuento completamente. Para no ir tan lejos, en la última película de Clint Eastwood Hereafter (2010) hay una escena en una clase de cocina entre Matt Damon y Bryce Dallas (The Village) en la que comparten una nuez y ya se asegura la magia, y eso que esa película ni es buena y ni es un romance. Es qué carajo, hasta en la comedia para hombres Sobreviviendo a mi Ex (2008) hay más química entre Mila Kunis y Jason Segel que entre Witherspoon y Pattinson ¿porque en Agua para Elefantes no convence el romance entre los protagonistas? yo tengo dos hipótesis, primero puede ser porque Reese Witherspoon no representa esa fuerza sexual que debe tener una esposa infiel, y segundo porque no puedo quitarme la imagen de Robert Pattinson como un vampiro que brilla al sol en Crepúsculo.

Bueno, pensarán ustedes que no queda nada para ver en un romance si la pareja de protagonistas no convence, pues en parte sí, pero la película se garantiza otros factores para mantenernos interesados, primero la actuación de Waltz y la elefante, segundo la ambientación de época, tercero una musicalización y ambientación perfecta y por último la precisa narración en primera persona que al principio promete un desastre y que luego lo mantiene a uno preguntándose qué pasó, cómo y por qué.

En definitiva, Agua para Elefantes, es un relato ameno y bonito de ver sobre un circo en la época de depresión con elefantes, leones, caballos y esposas infieles.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

2 respuestas

  1. Era Reese, gracias no sé como se me pasó.

  2. es Resse no Renne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: