Source Code (8 minutos antes de morir)

Lo mejor de 8 minutos antes de morir es la idea detrás de la historia. La historia misma sin embargo, adolece de las emociones necesarias como para que nos importe algo.

Jake Gyllenhaal interpreta el papel de Colter Stevens un piloto de helicóptero que se encuentra cumpliendo una misión poco ortodoxa: viajar ida y vuelta a los últimos 8 minutos de memoria de un profesor de historia que murió en un estallido de tren. La misión de Stevens es encontrar a quien detonó la bomba antes de qué el tren explote. Una y otra vez vamos a ser testigos de la muerte reincidente de los pasajeros del tren mientras se hacen investigaciones y se siguen pistas sobre quién es el asesino. La historia bien podría centrarse en ese evento pero pierde el tiempo en historias paralelas, que si bien pueden ser relevantes, son contadas sin ningún efecto en el espectador. Primero tenemos la historia del soldado, luego la historia de amor entre este y una de las víctimas del tren y además tenemos todo lo referente al “código fuente” (el inventó capaz de los viajes a la memoria del difunto) y la burocracia que lo hace funcionar. Tantas historias condensadas en tan poco tiempo sólo pueden llevar a que ninguna se cuente con suficiencia.

Uno de los principales problemas de la película es que pese a lo espectacular de su premisa los puntos claves de la historia resultan bastante predecibles, desde la identidad del asesino, hasta la naturaleza de la misión de Stevens, todo puede ser adivinado sin mayor esfuerzo. Lo mejor, son las actuaciones de Jake Gyllenhaal y el espectacular par de ojos de Vera Farmiga, una lástima que Michelle Monaghan, quien debería ser el interés romántico, no funcione como debería hacerlo. ¿Quién puede enamorarse en ocho minutos de alguien que siempre dice lo mismo, una y otra vez, y siempre termina muerta? La película hubiera funcionado mucho mejor sin la intención romántica de su final, definitivamente.

8 minutos antes de morir, es en definitiva un buen ejercicio de ciencia ficción, un relato que nos hace volar la imaginación hacia posibilidades interesantes pero qué no emociona en ningún sentido por tratar de ser muchas películas al mismo tiempo.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para evitar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: