The Rocky Horror Picture Show (1975)

Hollywood olvidó como hacer musicales y parodias desde The Rocky Horror Picture Show, no puedo imaginar un esfuerzo más genuino en ninguno de los dos géneros: canciones pegadizas que funcionan perfecto en una ópera rock y un argumento ridículo y divertido que parodian lo mejor (¿o lo peor?) de la ciencia ficción de los cincuentas y sesentas.

The Rocky Horror toma como excusa para su hilaridad a una pareja de novios recién comprometidos que tras pinchar su carro en medio de la nada deciden pedir un teléfono en un castillo cercano, al entrar descubren que está sucediendo una inusual convención de “transilvánicos”. Luego de la bienvenida, los recién llegados se unen al doctor Frank-N-Furter en una presentación de su más reciente obra: The Rocky Horror, una creación estilo Frankenstein sólo que con cuerpo escultural y con sólo medio cerebro, el otro medio cerebro fue donado por Eddie un motociclista que permanecía encerrado en una nevera del laboratorio.

No se preocupe por buscar un porqué en el argumento de The Rocky Horror, más bien siéntese a escuchar lo hilarante de sus canciones y piérdase en lo aleatorio y divertido de sus interpretaciones, un juvenil Tim Curry (It la cosa) interpreta de forma inolvidable a Frank-N-Furter un travesti de transexual, Transilvania y junto a él, en una disparatada trama de ciencia ficción y comedia musical, se unen personajes de todos los tonos, desde el adonis Rocky hasta la inocente Janet (una joven y sensual Susan Sarandon) todos los personajes tienen algo que contar y lo hacen al ritmo de un rock and roll pegajoso.

Sólo con verla en la comodidad de su sala, The Rocky Horror se convierte en una película inolvidable, pero eso es sólo la mitad del cuento. Este musical pasó a la historia como la película que más tiempo lleva en cartelera, pues se ha estado exhibiendo en funciones de media noche desde 1976 hasta nuestros días, y cada proyección cuenta con su propia parafernalia que la hace única.

Esta, una obra con argumento y narración propias de una obra teatral y no de una película, es por excelencia la definición de película de culto, difícil de digerir al principio pero con todos los elementos necesarios para no olvidarla nunca.

Calificación Diez de Diez

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

1 respuesta

  1. Tal vez el argumento y narración propios de una obra teatral se deba a que es basada en una obra teatral escrita por el tipo que hace de Riff Raff.

    Loable el cameo de Meatloaf, notable omisión esa en su review.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: