Real Steel (Gigantes de Acero)

Como un hábil boxeador, Gigantes de Acero, esquiva clichés que la hubieran hecho una más del montón para convertirse en una sólida apuesta de la ciencia ficción deportiva.

Gigantes de Acero es una película de boxeadores, de esas que nos sabemos de memoria, pero ¿qué giro podría dársele a una historia conocida (Rocky, The Fighter) para hacerle interesante de nuevo? si su respuesta fue “robots, robots por doquier” usted es de las personas a las que está dirigida Gigantes de Acero. La película se centra en un futuro donde las peleas de boxeo corren a cargo de máquinas y no de humanos, y existe todo un mundo detrás de las pelas: circuitos ilegales, ligas mundiales, un mercado negro que vende viejas glorias, cementerios de chatarra, etc. Sólo una pequeña mirada a todas las posibilidades de este universo basta para atraparte, personalmente no puedo esperar por una saga más larga, no sólo de películas, sino por qué no, una serie televisiva o una serie de comics. Las posibilidades son muchas. Por favor no lo arruinen productores del mundo.

Lo menos mejor de la película es el componente humano, una historia de redención de un boxeador y una reconciliación padre-hijo. No es lo menos mejor porque esté mal hecho o sobre sino porque le quita protagonismo a lo que realmente importa: robots destrozándose a puños. Incluso en el momento donde la historia se debió centrar en el ascenso vertiginoso de nuestra estrella Atom en la liga de robots, el ritmo se sacrifica en pro de contar el desenlace de la historia del padre reencontrándose con su hijo, lo que sólo deja tiempo para un desenlace que aunque satisfactorio, parece apurado.

Hugh Jackman hace un papel más que decente pero el verdadero interés de la película se lo roba Dakota Goyo, el pequeño actor que convence con su actitud y toda la maquinaria detrás de la animación de los robots, realmente impresiona hasta qué punto uno se cree el cuento, los movimientos están bien controlados y son precisos y claros, nada parecido al trabajo de animación detrás de las horrorosas adaptaciones de Transformers. En Gigantes de Acero uno sabe exactamente qué sucede mientras los robots luchan y lo mejor es que sin recurrir a la cámara lenta.

La película acaba y la sensación de satisfacción es genuina, espero pronto sepamos más de este universo de luchas de robots. Recomendada total.

Calificación ******** 8 de 10

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

2 respuestas

  1. Jajaja.. esta peli es demasiado emotiva, pero cumple la función de entretener, y los efectos son lo máximo..

  2. la vi, es genial, hasta vi muchos chillando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: