The Descendants (Los Descendientes)

Es difícil sentir pena por los personajes de Los Descendientes, por eso la película es casi perfecta: hay un drama fuerte y sólido para aquellos que logren sentir empatía por los personajes envueltos en la historia (difícil pues son multimillonarios dueños de tierra virgen en Hawái) pero también hay un humor negro para el resto de nosotros.Matt King es un abogado que vive en Hawái, él y sus primos son dueños de una enorme fortuna por cuenta de unas tierras vírgenes que les pertenecen por sucesión. Por algún tema legal que no vamos a entender en Latinoamérica, las tierras deben venderse y Matt es el encargado del negocio. Esa parece ser la historia los primeros minutos, pero después entra a jugar el destino. El drama del rico es un tema recurrente desde siempre en nuestra cultura pop. No de otra forma muchos soportarían la carga de la desigualdad, con algo tenemos que conformarnos los que no tenemos mucho cuando nos comparamos con los que lo tienen todo. Me podría gastar toda una vida listando las mentiras que nos gusta creer: hay cosas que el dinero no puede comprar, el dinero lo hace a uno infeliz, se vive mejor cuando se tiene poco. ¿No les ha llegado el email del pescador y el banquero? ese en donde un banquero está en una playa de vacaciones y el pescador le dice que no es nadie y que no tiene nada porque él en cambio si puede gastarse su vida en la playa comiendo pescado todo el maldito tiempo en lugar de gastar miles de dólares para viajar. Patrañas, puras patrañas.

Dramas de ricos

Los dramas sobre gente rica son difíciles de digerir (para mi, a otros les encantan porque “es que el dinero no lo es todo”) pero hay unos buenos, bien hechos, otros muy malos y descuidados (Sofía Coppola es experta en eso malos y descuidados). Los Descendientes es uno muy bueno, en parte por sus actuaciones, pero también por el desarrollo de la historia, por vender una igualdad sincera, una que no tiene discusión. Todos somos iguales ante la fatalidad del destino: a todos se nos parte igual el cuello y a todos se nos desgastan igual los órganos durante un coma, sin importar cuantas hectáreas de tierra virgen tengamos en Hawái.

El desarrollo del personaje de Matt King (George Clooney) es perfecto, un trabajo en equipo del guion y del actor para fabricar un personaje creíble y ‘querible’ que soporta en sus hombros todo el peso de la historia. Un maravilloso trabajo el de Clooney aunque no sé si suficiente para ganarse el Oscar a mejor actor este año, más cuando compite con un actor que convence sin decir una sola palabra (Jean Dujardin de The Artist). También está nominada a Mejor Película pero no creo que sea tan fuerte. Vayan y véanla y juzguen ustedes mismo.

Anuncios


Categorías:Cine & TV, Para ver

2 respuestas

  1. No leeré tu crítca hasta vérmela, pero este finde será 😉

  2. #firtsworldproblems

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: