¿por qué nadie se toma en serio a los Cristianos?

Conozcan a Marco Fidel Ramirez, el autodenominado “Concejal de la Familia”, porque claro, a la ‘familia’ no le importa conseguir el sustento diario, educar a sus hijos o irse de vacaciones sino prohibir las vallas de Soho. Desde que tomó su sitio en el concejo, Marco Fidel, ha sido protagonista ya de varios desvaríos propios de otra época. Ha perseguido a los homosexuales, a querido censurar nuestras vallas y a todo al que se le oponga no lo baja de ‘marihuanero’ y sin  embargo no ve ningún problema en robar ponencias de otros países y presentarlas como suyas.  

FOTO PERFIL TWITTER

La religión y la política nunca han combinado, la razón más evidente es la ya mencionada, pretender buscar un ideal que se acomode a mis creencias mientras se rompen las normas más básicas de comportamiento es algo hipócrita, y la hipocresía le resta valor a cualquier postura.

Mientras que Bogotá se sume cada vez más en el atraso, nuestro ilustre concejo se detiene a discutir si los reinados de belleza deben ser prohibidos en la ciudad o si al festival Bogotá Gospel se le debería girar más dinero, todo cortesía de despistados concejales como Marco Fidel, más preocupados por mojar prensa que por la ciudad.

Lo peor es que evitar que sujetos como este lleguen al concejo es muy difícil mientras quienes llenan las iglesias cristianas sigan comportándose como borregos, ya no del Señor, sino de cualquiera que se pare en su tarima.

Muchas gracias.

Anuncios


Categorías:Opinión, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: