Salir gratis de un paro

Colombia tiene una manera bastante particular de responder a la protesta social. Por un lado se jacta de ser permisivo, de garantizar el derecho a la protesta en su constitución y por otro lado responde con garrote y amenazas si el pueblo protesta.

keep-calm-and-fuck-the-police-37

Aclaremos una cosa, un paro es una medida desesperada, es la última herramienta para hacerse sentir, antes que un paro, existen otros mecanismos de gestión. Por eso este país está lleno de Federaciones y Gremios que pretenden servir de voz a quienes agrupan, el problema es que esos Gremios y esas Federaciones se empezaron a convertir en monstruos burocráticos que no sirven para nada o que sirven para enriquecer y poner a figurar a unos pocos (sin ir más lejos Juan Manuel Santos inició su carrera política en la Federación Nacional de Cafeteros).

Nadie gana con un paro, nadie. Dejar de trabajar para una familia campesina, para un taxista o para el dueño de un camión significa dejar de recibir dinero y nuestro estado pretende que los paros se realicen en la sombra, sin hacer ruido, sin incomodar. Bloquear vías, lanzar piedras e incomodar es la voz del paro, sin eso la única alternativa sería esperar a que las cosechas se pudran (hablando ya del paro campesino) porque nadie las recoge. Por eso es que los paros no toca controlarlos cuando ocurren sino evitar a toda costa que ocurran.

Este gobierno además ha tenido una forma bastante particular de enfrentar las protestas y es salir a decir en los medios que las FARC infiltraron el paro. Esa es la tarjeta de “salga gratis de un paro” del Monopoly que es nuestra política. Es obvio que las FARC infiltran cuanto movimiento social haya en este país, de eso han vivido para hacer propaganda durante los últimos cincuenta años, pero eso no hace menos legítimas las protestas y en todo caso, que las FARC infiltren un movimiento social es culpa del estado, por no saber poner a raya a los grupos al margen de la ley (así como también es culpa del estado que los paramilitares infiltren nuestra política, por ejemplo).

Para salir de este tema debemos recuperar a las Federaciones y Gremios y ponerlos a cumplir con su papel, recuperarlas de las manos que las sumieron en entes burocráticos e inútiles. Debemos evitar que los paros se hagan realidad atendiendo a tiempo las necesidades de la gente, negociando antes de que empiecen las presionar y no después.

 

 

 

 

Anuncios


Categorías:Opinión, Política

1 respuesta

  1. La verdad es que el paro no hace bien a nadie, estoy de acuerdo con lo que comentas. Existen personas afectadas de forma indirecta que también se suman a la causa y sin entender bien el problema ni ser parte de el ya tienen su cuota de daño.
    Muy buen post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: