Los besos que matan

Tengo mis razones para no querer andar repartiendo besos y más que un tema personal es un tema de salud pública, que no se si muchos conozcan pero que igual me veo en la necesidad de señalar, para que la próxima vez que usted diga fue “!solo un besito no más!”, piense en alguna de las razones que daré para proteger su vida y la de su pareja.

1252134626583_f

A través de un beso  se intercambian al menos  dos millones de bacterias divididas en 278 colonias y 40.000 microorganismos, la mayoría son inofensivas, pero en el peor de los escenarios pueden causar Hepatitis A, B, gastritis (Helicobacter Pylori), herpes, caries, gingivitis, gripa, entre otros males.

Se que parece extremista mi análisis, pero he sabido de más de una persona que ha tenido sesiones de besos profundos con personas que recién conocen en bares sin saber a ciencia cierta si se  lavan siquiera la boca y ni hablemos de muchos hombres que consideran que con un beso no le hacen mal a nadie y se la pasan repartiéndolos a diestra y siniestra. El riesgo existe y no se si en algún momento de nuestras vidas llegue a ser tanto el peligro al que nos veamos expuestos a pedir “hombres y mujeres carnetizados” donde se refleje su estado de salud y que está libre de enfermedades de transmisión sexual.

Esa es una de las razones por la cual las “profesionales del sexo” – las mal llamadas prostitutas – tiene como ética profesional negar besos, porque imagínense si besaran a cada cliente cuantas enfermedades adicionales a las que ya están expuestas tendrían y a su mismo tiempo transmitirían, por lo que se convertirían automáticamente en el puente de propagación más efectivo del planeta. Y es que desafortunadamente la cadena no acaba con ellas o con la gente que las frecuenta, estudios han demostrado que el 55% de la población que contrae este tipo de enfermedades son amas de casa cuya única pareja sexual es su marido, lo que me lleva a pensar que por más que se confié en la pareja debe primar el amor propio y nunca confiarse tanto como para después lamentarse.

Que tire la primera piedra quien afirme que ha besado con conciencia de los peligros a los que se expone y que puede jurar sobre la biblia que conoce el pasado sexual de su pareja, porque en ese aspecto todos mienten por miles de razones que no importan pero que en un segundo puede significar realmente un tema de vida o muerte.

Por mi parte, me declaro filemafobica (con fobia a los besos) y no porqué nunca haya dado uno o porque sea la más fea y nadie me quiera besar, solo considero que los besos son buenos cuando se hacen esperar con quien merece recibirlos, eso de estar de parranda en parranda transmitiendo saliva se lo dejo a las mujeres de corazón abierto. Además estoy segura que mi EPS no me cubrirá enfermedades adicionales a las que ya tengo y menos alguna producida por un beso.

Anuncios


Categorías:La vida, el universo y todo lo demás, Opinión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: