Las 5 terápias alternativas más ridículas.

A los seres humanos nos gusta creer en magia y no hay nada de malo en eso. Creer no es de entrada algo malo o peligroso, creer en términos lúdicos digamos. ¿cuántos de nosotros no nos hemos entretenido leyendo o escuchando historias de espantos o brujas, de viajeros en el tiempo, de fantasmas en los cementerios? Para que un relato fantástico tenga interés, detrás debe haber una dosis saludable de credulidad. Así funciona el cine y la literatura, de eso viven los magos e ilusionistas: de nuestra capacidad para creer y para dejarnos engañar. Sin embargo, a esa credulidad es necesario ponerle un límite. Está bien que nos engañen para que nos entretengan, pero a veces y sobre todo ahora más que antes, las barreras entre la fantasía y la realidad parecen más dispersas.

Por eso quiero hablarles de medicina alternativa, un campo donde esa línea entre realidad y fantasía parece haber desaparecido por completo y donde cada día más y más crédulos depositan su fe y su dinero. Estás son 5 terapias médicas que parecen ser más del País de las Maravillas.

5. Reiki

Dentro de las medicinas alternativas que creen que la mente afecta el cuerpo, la más famosa es la del Reiki, una técnica oriental que promete curar a través de la imposición de manos.

La fantasía: A través de nuestro cuerpo fluye una energía (convenientemente imperceptible) que nos conecta con todo, que se llama Ki. Esta energía puede manipularse por medio de ejercicios de manos para sanar a una persona.

Medidor_De_Ki_Dragon_Ball

Si no están usando esto para medir el Ki están perdiendo el tiempo.

4. Flores de Bach

Las flores de Bach son la respuesta perezosa a la botánica, para nadie es un secreto que muchas plantas contienen compuestos que puede tener muchas aplicaciones en medicina. Pues bien, Bach en lugar de investigar sobre estos compuestos encontró fácil concluir que las flores de las plantas poseen estos compuestos curativos y que tomando infusiones de flores con agua (o brandy) es posible curar múltiples males.

La fantasía: Bach creía que las enfermedades son el resultado de discrepancias entre lo que el alma (convenientemente imperceptible) quiere y lo que nosotros hacemos. Que estas discrepancias se manifiestan por medio de emociones negativas (odio, celos, envidia). ¿Qué planta cura qué problema? muy sencillo, si Bach se sentía de mal genio se paseaba por su jardín tocando plantas, la que le quitara la rabia era porque podía curar el mal genio, y así con el resto de emociones.

3. Colorpuntura

La acupuntura lleva siglos existiendo y uno creería que ponerse agujas en el cuerpo, en algunos puntos específicos llamados con creatividad como “puntos de acupuntura”, ya era suficientemente ridículo. Pues no, algunas personas consideran que lo de las agujas es mucho trabajo y concluyeron que no hace falta clavar nada, que con apuntar luces de colores en esos puntos también se alcanza el mismo efecto de la acupuntura, osea ninguno.

La fantasía: Mandel, el alemán que ‘ingenió’ este tratamiento, cree que las células de nuestro cuerpo se comunican por medio de haces de fotones y que apuntando luces de colores a los puntos de acupuntura se llevan mensajes a las células del cuerpo.

2. Homeopatía.

En el mundo de las terapias alternativas, la homeopatía es el rey. Más que una terapia en sí, la homeopatía es una forma de entender (o de no entender) la medicina. La homeopatía surgió en una época donde aun se curaba a la gente pegando sanguijuelas en todo lado. Se basa en teorías que para su época no parecían descabelladas. Hoy, sin embargo, esas teorías lucen ridículas pero como la gente quiere creer en magia, la homeopatía ha resurgido, al punto en el que ya hasta comerciales en televisión tienen.

La fantasía: La homeopatía se basa en la creencia de que los similar cura lo similar. Por ejemplo, que si usted sufre un envenenamiento con arsénico la mejor forma de curarlo es tomando arsénico. Cómo eso suena terriblemente estúpido, Samuel Hahnemann inventor de esta práctica, también dijo que entre menos compuesto activo tenga la cura más efectiva será esta. Entonces ya no toca tomar arsénico, sino diluirlo en agua muchas veces y ahí sí tomarlo y entre más lo diluya más efectivo será. ¿cómo es eso posible? pues es posible porque el agua tiene memoria. El agua se acuerda de todo lo que entra en contacto con ella. ¡imaginen la cantidad de recuerdos que van en este momento por nuestras tuberías!

1. Medicina Bioenergética.

Decidí poner esta de primer lugar porque es la que más acogida está teniendo en nuestra sociedad, por lo que la hace aún más peligrosa. La medicina bioenergética no es una terapia como tal, son más bien un conjunto de creencias. Terapias sobre bioenergía hay muchas, incluida el Reiki que mencioné más arriba, y depende de lo que le guste a su bioenergético le tocará una o otra. Ha tenido mucha acogida porque se está pegando del discurso de lo natural vs lo artificial que tan de moda está hoy en el mundo y lo peor de todo es que la andan practicando médicos titulados. Ya no sabe uno en quien creer.

La fantasía: Los bioenergéticos creen que nuestro cuerpo lo recorre una energía vital que cuando se descompensa provoca enfermedades, esa energía no tiene nombre, así que cada quien de acuerdo a lo que crea puede bautizarla como guste (ki, alma, mana, La Fuerza). Esa energía puede compensarse de varias formas: mediante masajes, imposición de manos, imposición de luz, dietas y un largo etcétera. Casi que cualquier locura que se le ocurra a su bioenergético de turno sirve.

Anuncios


Categorías:Mala ciencia, Opinión

5 respuestas

  1. Es sabido que ciertas plantas tiene poder curativo y por eso eran usadas por tribus indigenas con gran acierto, incluso muchos laboratorios farmaceuticos han sintetizado su principio actvio y venden las medicinas. Solo que ahora sale más uno titulado en yo se que por la u del garaje tal y vende tratamientos.

  2. Tiene razón en que ninguna de las mencionadas por ud es milenaria, sin embargo me referí especificamente a la Medicina tradicional China, es curioso que no la hubiera mencionado.

    • Hay dos cosas sobre la medicina tradicional China, hay una que está muy de moda en occidente que la conclusión científica es que no sirve para nada, como la acupuntura por ejemplo. Pero ahí otra que cómo cualquier otro tipo de medicina tradicional del mundo ha servido para el desarrollo de medicinas y curas muy útiles, que tiene como fundamento el uso de plantas medicinales.

  3. Este, es definitivamente un punto de vista netamente subjetivo, hay que tener en cuenta que existe una cultura milenaria que ha tratado todo tipo de males físicos con estos conceptos (Medicina tradicional China), soy testigo ocular de personas que se han aliviado de diabetes con medicina natural o mas extraordinario haber recuperado el olfato perdido con tratamientos de acupuntura, eso si.. ambas tratadas en Oriente.

    • Ninguna de las mencionadas terapias son “milenarias”: Reiki de 1922, Flores de Bach de 1930, Colorpuntura de 1980. La más antigua es la Homeopatía, de 1796, pero no es de oriente.

      La mayoría de testimonios respecto a su funcionamiento se pueden achacar a dos cosas: mala diagnosis y efecto placebo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: