Más tecnología, menos humanidad.

Mis compañeros de trabajo se burlaron de mi porque no he visto ningún capitulo del chavo del ocho, porque no me gusta American Pie y porque no tengo idea de ningún programa de televisión de los años 80 y lo único que recuerdo es una serie animada de televisión de una niña que se llama Candy que era huérfana y se la pasaba llorando en búsqueda del príncipe de las colinas . No tengo claro si los raros son ellos o yo, pero cuando me preguntaron que hacia cuando niña, solo me acordaba de aventuras en búsqueda de gusanos, lectura de libros, juegos de plastilina y un montón de actividades didácticas que iban desde la búsqueda de letras en el periódico hasta separar granos de arroz y garbanzo en la cocina.

No sé, si ese modelo extraño de crianza me hizo una mejor o peor persona, pero lo que si tengo claro y agradezco al universo, es que no dependía de ningún aparato electrónico para ser feliz, tenía las mejores películas y novelas en los libros y aventuraba en el parque sin necesidad de un señor Google que me dijera que hacer y como hacerlo. Sé que la gente piensa que los niños de ahora son más inteligentes y tal vez lo sean , pero lo que si puedo afirmar es que son menos creativos, porque ya no juegan, ni cantan, ni salen, ni pueden hacer nada sin el computador, son adictos a la tecnología y a los padres les encanta, porque les facilita la tarea de tener que educar y entretener a sus hijos.

Tampoco conozco la Blackberry , ni el iPhone,  ni el smartphone, ni ningún engendro que me chupe el cerebro y me desconecte de la realidad, el celular que tengo me parece el más sofisticado del mundo, porque tiene linterna y una batería que dura 4 días y puede ser muy funcional en caso de una catástrofe, sin embargo soy consciente que en caso de un terremoto, sería de las pocas habitantes en Bogotá con linterna y celular, pero no tendría a quien  llamar  porque el resto de la población estaría con el celular descargado. Y aclaro que no es falta de recursos lo que me ata y muchos menos mojigatez, porque no soy de las que piensa que todo tiempo pasado fue mejor, me gusta la comodidad pero si hay algo que me fastidie es un fenómeno al que he denominado la des-naturalización del ser humano.

futurama-brain-slug

Ese fenómeno comenzó cuando la gente dejo de llamarme para desearme feliz cumpleaños y empezaron a dejar mensajes en mi muro de ‘Face’, después aumentó cuando mi madre empezó a regañar por mensaje de texto y fue el declive total cuando en una de mis primeras citas  el personaje con el que salia no fue capaz de ni de mirarme a los ojos por estar chateando. Ese fenómeno se convirtió en una pandemia en el mundo y por fuentes cercanas he visto relaciones que solo funcionan por chat que llegan al extremo de solo tener ‘cyber-sexo’ porque increíblemente no se sienten seguras sino están detrás de algún dispositivo electrónico, y esto se a propagado a tal extremo que cuando entro al baño, escucho el ring de los mensajes, en la iglesia, en el cine y hasta en los almuerzos de trabajo,  siete personas se sientan a hablar por celular y no comparten nada, lo cual para mi es algo ilógico, porque siento que ya no entiendo el mundo.

Desde que mi compañero de trabajo compro una tablet, no le volví a ver la cara, le conozco la cresta de la cabeza y al paso que voy sé cuantos cabellos tiene y cuantas posibilidades tiene de quedarse calvo y aunque sé que exagero un poco ese nuevo lenguaje de caritas, mala ortografía y atropello al lenguaje no solo nos facilitó en cierta medida la existencia sino que también nos alejo de las personas más cercanas.  En un futuro pienso que las formas bonitas desaparecerán,  las personas olvidaran escribir a mano, los esposos no sabrán de que color son los ojos de su mujer, los niños los alimentará una maquina y todo por la comodidad que nos brinda la tecnología.

Por mi parte seguiré amando los avances tecnológicos en su justa medida, recordando siempre las sabias palabras de  mi abuela que decía es “bueno culantro pero no tanto” a lo  mejor así llegue mi príncipe de las colinas con un celular con linterna, que sepa de que color son mis ojos y pueda escribirme una carta, sin necesidad del señor Google.

Anuncios


Categorías:Opinión

4 respuestas

  1. Es cierto, ya no se puede convivir con los demás por la culpa de tantas “redes sociales”, a mi me pasaba que cuando platicaba con mi ex-novia, ella veía mas su celular que mi cara ajajaja por ejemplo, y ya la familia se sentaba con sus dispositivos en las pocas ocasiones que estamos juntos, bueno no todo esto es malo, pero fueron cambios que realmente incomodan la forma de vivir, de cualquier forma nos seguimos “adaptando -inadaptando” constantemente frente a lo que la sociedad y los medios nos indican que esta de moda y que debemos comprar, seguir, o dejar de hacer, seguimos siendo manipulables en cierto modo aunque sea una manipulación sutil o indirecta es gracias a los medios de comunicación que hacen a la sociedad cambiante, en unos años puede que los celulares y redes sociales pasen de moda y la gente regrese a lo que hacia antes, y volver a tener contacto físico con todos aquellos que dejaron de hacerlo por la comodidad que le brindaba la “tecnología”. espero no sea tarde para la mayoría.

  2. Si pero no, como diría la sabia Chimoltrufia (que lastimosamente te perdiste por no ver el chavo), si bien es cierto que ahora la gente anda pegada a una serie de aparatos estos son inútiles no por el aparato en sí mismo, esto es debido al uso que le dan. Si sales con alguien que se dedica a ver su celular en vez de hablarte, pues básicamente es un grosero y si estuvieras en una cita con el mismo personaje hace 20 años probablemente se hubiese deteniendo a leer el periódico, o a ver de reojo el televisor, con o sin tecnología seria un grosero.
    Conozco a alguien que hace años (antes de los smartphone y de la tablet) tuvo sexo con un man que se dedico a ver un partido de futbol e incluso la insto a tomar algunas modificaciones en su posición orientadas a mejorar la visibilidad del “importante” partido que según la victima de la situación ni siquiera era una final.
    En conclusión la gente no es mejor ni peor gracias a la tecnología, simplemente es mejor o peor.

  3. Como dato curioso la batería de mi smartphone sin plan de datos tiene duración de aprox 3 días, aparte de eso tengo linterna con posibilidad de varias intermitencias entre ellos el del SOS (si, todo esto con una aplicación aparte). Todo muy cierto y por mi parte también “seguiré amando los avances tecnológicos en su justa medida”.

  4. Cada día la sociedad se acerca a lo planteado por Aldous Huxley en un Mundo Feliz (Brave New World), una sociedad sin núcleos sociales basados en el individualismo y la independencia, la tecnología homogeniza las generaciones, no se si llegue al extremo de acabar con el concepto de familia, pero lo que planteas en tus lineas puede que sea el comienzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: