Sobre espejos retrovisores

En contra de todos los pronósticos de mi maestro yogui debo aceptar que la platica del yoga se perdió, hasta hoy  había logrado mantener mi “karma” equilibrado y aplicar todas las enseñanzas de paz y tranquilidad, dejando pasar lo malo con la esperanza de vivir con cero odio en mi corazón, sin embargo, vivir en esta ciudad es muy complicado y más cuando los amigos de lo ajeno andan por ahí creyendo que soy una hija no reconocida de los Ardila Lülle y que vivo en el sur como puro experimento social.

yogiji3

Maestro Yogui.

Como ya saben , compre un carro sin saber conducir, pero más doloroso que tenerlo parqueado es que “le bajen ” un espejo al carrito que ni siquiera he podido manejar. Todo empezó cuando mi hermano me pidió el carro prestado, pero como buena dueña de carro nuevo, decidí acompañarlo en su travesía por la carrera  30 con el animo de “aprender a escuchar el motor”. Al llegar al semáforo a pocas cuadras de mi casa un troglodita, amigo de lo ajeno, se acerca como si nada y descaradamente se intenta apropiar de mi cocuyo, pero al ver que es imposible, sale corriendo con el espejo mientras los demás carros le abren paso, para que pueda correr mejor. Agradezco en el alma al copiloto que con toda la adrenalina en su alma, sale corriendo detrás del sujeto y logra atraparlo para que devuelva lo robado, pero me asombra como la multitud se une para apoyar al delincuente como si el criminal fuera uno, por tener un carro y solo piden consideración con el sujeto, lo que confirma que ya no entiendo como funciona el mundo, porqué parece ser que robar por droga legitima cualquier acto como si lo de uno fuera robado.

Comprendo que las personas, no quieran ayudar en los problemas de los demás atrapando a un ladrón, pero es injusto que le faciliten la vida, para que pueda huir más fácil y después lo defiendan, pero ante tal hecho me pregunto ¿qué se debe hacer cuando se atrapa a un ladrón?, en mis experiencias anteriores la policia se demora más de 1 hora en llegar, tiempo en el cual no me imagino tomando tintico con el susodicho mientras alguien se digna a llevarse al ladronzuelo, aunque sea por 24 horas de su sector de robo, porque lamentablemente es un delito menor.

Por mi experiencia vivida, me doy cuenta que el conglomerado social se une con el sujeto  menos desfavorecido, que aparentemente no soy yo, pese a que estoy endeudada hasta las pestañas y  gasto más de 8 horas diarias trabajando para que un vago drogadicto, sea el que disfrute de las cosas que yo literalmente no he podido disfrutar. Tal episodio me lleva a crear la teoría del robo que tiene las siguientes premisas:

1. La posibilidad de encontrar un policía en medio de un robo es inversamente proporcional a las veces que aparecerán cuando no los necesitas.

2. La posibilidad de encontrar a alguien que te ayude a detener a un ladrón es inversamente proporcional al numero de personas que te preguntaran ¿lo robaron?

3.  El número de ladrones en la carrera 30 es inversamente proporcional al numero de policías.

Una vez llegue a mi casa, intente buscar un sistema electrocutador de espejos que me permitiera proteger el vehículo que es más del banco que mio, sin ningún resultado positivo, sin embargo encontré el famoso gas pimientas por la módica suma de 90oo pesos y el “bastón taiser paralizador” que por solo 100.000 pesos te permite descargar 5.800 millones de voltios, contra el vago robador de espejos, creo que pese a lo que diga mi maestro yogui me dedicare a buscar métodos disuasorios de largo alcance que me conviertan en la pelirroja electrocutadora ya que prefiero electrocutar (lo que no va en contra de la ley) a tener la maldición de pagar miles de espejos, por otra parte querido lector si usted no piensa ayudar en caso de un robo no lo haga, pero no compre partes robadas ni defienda al delincuente por lastima, porque lo que si da dolor es tener que pagar algo que usted no a disfrutado. Ahora solo me queda esperar 5,000 sesiones de yoga para limpiar mi corazón y la cuenta del arreglo por un espejo que el ladrón no iba a vender ni en 5000 pesos.

Anuncios


Categorías:Opinión

2 respuestas

  1. Lo mejor que uno puede hacer es pegarle aunque sea una patada en las brevas, yo se que va en contra de las enseñanzas del yoga pero cuando uno sufre esas cosas y ve que ni la policía ni nadie ayuda, es cuando uno defiende esa actitud, a mi me robaron en la séptima a las 6 de la tarde frente a todo el mundo, se me querían llevar portátil, celular, billetera, reloj y eso que andaba a pie!!!!! en un giro inesperado me arme del valor que nunca tuve y recupere mis cosas, llame a la policía nunca llegaron y el desgraciado convenció a un vigilante (que medio ayudo) para que lo dejara ir. aun pienso que al menos debí meterle su buen puño en esa cara para que le quedara de recuerdo .

    • Cusndo sientes tanto dolor por un espejo me imagino cuanto sera tu amor al carro que ni siquiera te has dado cuenta que e inconciente estas trabajando el apego a lo efimero y me alegra tu humildad sl reconocer tu apego te felicito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: