No existen los alimentos mágicos.

El Espectador publicaba hace poco un muy mal trabajado artículo sobre “súper alimentos” para consumir en el 2014. El artículo se centraba en siete alimentos y les brindaba a cada uno un montón de propiedades curativas sin brindar ninguna referencia al respecto o de entrada mencionaba sus nutrientes sin aclarar que esos mismos nutrientes se encuentran en alimentos similares.

super-food-400x400

De las semillas de Chia, dice por ejemplo, que son buenísimas pues contienen vitáminas y minerales. ¿sabe que otro alimento contiene vitamínas y minerales? todos los que existen, algunos en menor medida que otros, pero absolutamente todo lo que usted come contiene aminoácidos, vitaminas y minerales, ¿son muy destacadas la cantidad de vitaminas o minerales que poseen las semillas de Chía? no, sus propiedades nutricionales son muy similares a las de otras semillas, como las de girasol o calabaza. Incluso estas últimas representan un alimento más completo, es decir, si usted está en una isla desierta con solo semillas, le iría mejor comiendo semillas de girasol y calabaza que semillas de Chía.

Del kéfir dice que ayuda a prevenir el cáncer de colón, aunque no haya ninguna literatura científica que respalde tal afirmación, de los brotes dice algo muy parecido y habla de un estudio de una universidad sin citarlo ni dar el nombre de al menos un autor, nada. Al kelp, que tiene un valor nutricional notable, se le añaden propiedades mágicas como pérdida de peso y “disminución de enfermedades” cómo la hipertensión, algo que carece de lógica, pues cualquier tipo de alga marina es rica es sodio, una de las principales contra indicaciones de un hipertenso. Ya habíamos hablado de la pérdida de peso (aquí, aquí y aquí): si usted consume menos calorías de las que quema al día va a estar perdiendo peso, consuma o no algas marinas. De la jicama dice el artículo que tiene “un alto contenido en fibra, vitamina C, minerales, cobre, magnesio, potasio, hierro y vitamina E”, lo que es cierto pero no muy distinto de cualquier tubérculo. Si lo comparan con una papa común y corriente van a ver que sus valores nutricionales no son muy distintos. Pero el premio mayor al sin sentido se lo lleva la quinua.

No se por donde empezar, primero dicen la estupidez de que es el único cereal capaz de reemplazar a la leche materna en caso de emergencia. Señora por favor, no le de quinua a un bebé en edad lactante que le va a hacer un daño terrible pues su sistema digestivo aun no está preparado para digerir este tipo de alimento, la lecha materna, aunque nutritiva, cumple otra serie de funciones que difícilmente una porción de quinua va a reemplazar, ¿de que parte de la quinua por ejemplo va a sacar el bebé los anticuerpos que obtiene de la leche materna? además el contenido nutricional de la leche materna es poco relevante, pues su composición varía de persona a persona de acuerdo a la dieta de cada madre, ¿a que caso de emergencia se referirá el periodista? si usted no puede lactar le va a dar leche industrial y si está perdida en la selva o el desierto va a alimentar a su bebé con lo que encuentre. Es que le doy vueltas y cada vez me parece más absurda esa afirmación.

Es una reverenda estupidez también decir que la quinua contiene los 21 aminoácidos necesarios para el cuerpo humano pues este solo necesita procesar de lo que come 9 de ellos. Y la mayoría los obtenemos de cualquier dieta rica en proteínas ya sea animales o no animales (granos y nueces). Después dice que como es baja en colesterol ayuda a perder peso (nuevamente todo es cuestión de calorías) y entre patraña y patraña aseguran que curan el cáncer o la osteoporosis. La quinua no es nada especial, es un cereal más cuya ventaja es tener los 9 aminoácidos de la proteina, los mismos que contienen las nueces de brasil o las semillas de girasol en un dieta vegetariana, o la carne de animal en una dieta normal.

¿qué tienen en común estos alimentos para que los llamen súper alimentos? que en nuestro país su consumo está creciendo y su precios andan por las nubes. Así cómo cualquier industria, la de los alimentos también tienen sus métodos de mercadotecnia y mentir sobre sus propiedades utilizando la prensa es uno de ellos ¿no recuerdan el noni? es el mismo tema. No se deje engañar.

Anuncios


Categorías:Mala ciencia, Mala prensa, Opinión

3 respuestas

  1. Malas noticias para la panela y sus comerciales con el gringo :(. Y eso que esa si es barata.

  2. Si, lo mismo a mi parecer pasa con el tarrito rojo y demás suplementos que supuesta mente le dan a uno mucha mas energía, y distintas vitaminas que uno ya consume en una dieta regular, la vida esta llena de ingenuos, no tome vitaminas que el doctor no le recomiende después de hacerle un examen sanguíneo que haga recuento de como esta su sistema endocrino.

    señor emisario, por cierto que veo que esta bien enterado del cuento de los alimentos, ¿recomendaría tomar antioxidantes?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: