El fútbol: Lenguaje universal.

Corea del Norte es tal vez el país más hermético del mundo, nadie sabe a ciencia cierta como se vive allá dentro. Nos llegan noticias de vez en cuando sobre ejecuciones políticas y restricciones cada vez más increíbles. Sabemos que adoran a su líder y que odian a sus vecinos. Sabemos poco sobre ellos y son más las cosas que ignoramos, pero de algo podemos estar seguros: cuando empiecen las eliminatorias para el mundial de Rusia 2018, Corea del Norte preparará a su equipo una vez más y se presentarán a jugar fútbol, porque el fútbol es un idioma que se habla en todas partes, sin importar tu ideología política.

En las naciones teocráticas del Medio Oriente se juega fútbol a su manera, todos los involucrados en el juego deben respetar la ley estricta del Coran, esconder sus tatuajes y cuidarse en sus celebraciones y declaraciones a la prensa. También la ley es estricta en prohibir la entrada de mujeres a los estadios de fútbol, aunque eso no es impedimento para que más de una se atreva a burlar la ley disfrazada de hombre. Porque el fútbol es un idioma que se habla en todo el mundo independiente de la religión que profeses.

Las Islas Turcas y Caicos son un grupo minúsculo de islas en el atlántico, tienen una población de menos de 35000 personas (menos personas de las que le caben al estadio El Campin) ellos importan casi todo lo que consumen y viven casi que exclusivamente del turismo. Tienen en este momento el peor equipo de fútbol de la tierra según la Fifa, pero ya importaron a un inglés como técnico para que les ayude a mejorar esa complicada situación, porque el fútbol es un idioma que puedes hablar así lo hables muy mal.

bandera millos el campín

Debajo de esa bandera cabe toda la gente de esas islas.

No hay rincón en el planeta donde la gente no juegue fútbol. Solo al rededor del fútbol existe una manifestación perfecta de la democracia: para todos un poco y todos tienen cabida. Claro que al igual que el cine o la música (otros lenguajes casi que universales) el fútbol puede usarse como propaganda y negocio, pero el espíritu del fútbol (de la música y del cine) trasciende estos intereses egoístas del capitalismo voraz,  siempre vamos a poder disfrutar del fútbol como niños, ajenos a los intereses de quienes lo manejan, proyectando en la pelota nuestras esperanzas e ilusiones, nuestros sueños y nuestros anhelos.

Puede ser como decía Borges y que el fútbol sea popular porque la estupidez es popular, pero es que también los estúpidos tienen derecho a entretenerse y a alegrarse, en últimas a sentirse incluidos. El fútbol no se presta para el esnobismo imbécil, deja de lado las barreras arribistas que hacen sentir a los amantes del golf o de la ópera mejores personas sin serlo, el fútbol no te discrimina. El fútbol te va a dar la bienvenida siempre.

Quedan pocos meses para la fase final del Mundial de Fútbol y lo lamento profundamente por aquellos que nunca aprendieron a amar este deporte: se están excluyendo de la única fiesta en la que cabemos todos.

Anuncios


Categorías:Deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: