Enseñanzas de una vida en la web

images

Fui muy afortunado ya que desde el comienzo de la Internet, al menos en Colombia, tuve acceso a ella así que comencé mi vida en ese otro mundo virtual desde hace un buen tiempo, creo que 10 años o más. Desde los chats en Latinmail y Starmedia, pasando por Napster y Audiogalaxy, migrando a MSN, trasteando con códigos para armar un Myspace bien bacano, sufriendo facebook y sobre todo, participando en foros.

¿Qué he aprendido en todo ese tipo y en cada una de esas experiencias? A continuación se los cuento:

1. El conocimiento está ahí, esperando por ti: Es curioso, muchas veces me han preguntado si soy ingeniero porque me escuchan hablar de tecnología con cierta propiedad y conocimiento pero no lo soy, lo que conozco del tema es porque gracias a mi gusto por los videojuegos pues he ido al paso con la tecnología y me he interesado por leer sobre el tema. Puede ser el mismo caso para cualquier tema, a lo que voy es que en Internet está todo lo necesario para empaparnos de lo que queramos y no solo me refiero a buscar en wikipedia, hay sitios especializados, foros, investigaciones, blogs de profesionales, etc.

Lógicamente lo anterior no reemplaza tomar un curso o el papel de la educación formal sobre temas específicos, leer sobre física no te hace un físico pero desarrollar el hábito sano de investigar y leer sobre diferentes temas sí te puede hacer una persona más informada y eso nunca sobra.

2. Los foros son una de las mejores cosas de Internet: Como nunca tuve amigos que gustaran de los videojuegos, tuve que acudir a un foro para hablar y compartir sobre mi pasión, en esa época el concepto de los foros no era muy popular por estos lares así que terminé en uno de España (Ociojoven). Lo que al principio fue solo intercambiar opiniones sobre juegos terminó siendo una experiencia de crecimiento personal maravillosa.

¿Cómo? La interacción, discutir, intercambiar opiniones, debatir, pelear, leer la visión del mundo de otra persona, encontrar tu espacio en la estructura social del foro, aguantar a una persona con opiniones que uno no puede siquiera leer, todo esto y más cosas propias de la vida de un foro pueden hacer mucho bien. Dependiendo de la calidad de personas que habiten el foro, uno puede terminar aprendiendo a debatir, argumentar, expresar disgusto de forma cortés, conociendo de muchos temas, haciendo amigos, teniendo enemigos que después terminan de amigos, hacer ridículos monumentales, en fin, es como un segundo círculo social. Realmente recomiendo participar en un foro, así tu grupo social sea más o menos homogéneo en cuanto a gustos, las experiencias que se viven al participar en uno son únicas.

Mi primer hogar virtual

Mi primer hogar virtual

3. Te da la oportunidad única de escoger tu segundo nombre: Nuestros padres pueden ayudarnos o cagarnos la vida cuando nos ponen el nombre que llevaremos por el resto de nuestras vidas pero en Internet tenemos la posibilidad de escoger nuestro segundo nombre, por el que nos conocerán todos en la web. Ya sea nuestro nickname en un foro, el de twitter, el de youtube y algunos que hasta se lo cambian para facebook. Es una decisión que requiere pensar muy bien cómo queremos que nos conozcan los demás y aunque algunos se salen por la fácil con cosas como “xxxElMatadorxxx”, otros le echamos mucha cabeza a la hora de escoger, en mi caso, soy Games Devourer en toda la web y en mis cuentas en las consolas de videojuegos y portátiles, desde que comencé en Ocio Joven me llamo así y seguro que si alguien en la calle grita “Games” (como la mayoría me dice por acortar mi nombre), voltearé a mirar de la misma forma en que si me llamaran por mi primer nombre de la vida real.

Este segundo nombre a veces también dice mucho de la persona, en mi caso deja claro mi pasión por los videojuegos y si alguien sabe de los mismos, podrá hacer la conexión entre Games Devourer y el Time Devourer, uno de los jefes del Chrono Cross, lo que deja claro que mi juego favorito de toda la historia es ese.

4. Las redes sociales no son para todos: Entiendo que algunos han conseguido trabajo por ahí, han levantado pareja o sexo, han reencontrado familiares perdidos y demás pero en lo personal, el boom de las redes sociales fue… intrascendente. Tuve myspace durante algunos meses y facebook durante un par de años y no logro recordar una mísera cosa que me hayan dejado esas experiencias. Y ojo, no son un asocial que solo se la pasa jugando como ya dejé claro en otra entrada, soy amigo de mis amigos, como no tengo nada que esconder suelo ser de esas personas que son como un libro abierto pero nunca le vi gracia a exponer mi vida de forma virtual, soy más de los que prefiere vivir su vida que contarla. No recuerdo haber aprendido nada en una red social, haber visto algo espectacular, haberme cagado de la risa con algo, no recuerdo nada que valga la pena recordar de lo que viví en las redes sociales, todo lo contrario a mi experiencia en los foros. Por otro lado a Twitter sí le veo gracia como herramienta informativa y aunque tengo cuenta ahí, no suelo escribir mucho y sigo más que todo cuentas informativas que de amigos.

A quien le gusta, le sabe y a mi nunca me supo a nada las redes sociales, soy de esos raros especímenes que cuando le preguntan si tiene facebook responde “No, gracias”, con seguridad y una sonrisa de oreja a oreja.

5. Hay lugar para todos: Es curioso, aunque tengo mejores amigos, he tenido combo o parche de los mismos durante toda la vida, jamás he encontrado uno en donde verdad sienta que pertenezco, en donde pueda decir que he encontrado mi lugar, eso en la vida real, donde mis gustos son demasiado diferentes a los de los demás y no puedo compartir las cosas que más me generan entusiasmo pero gracias a Internet pude encontrar sitios con personas que sí comparten mis gustos y pasiones, donde puedo decir lo que pienso sin miedo a represalias, donde sí me siento a gusto y como “en casa”. Aunque la red tiene sitios peligrosos y con gente realmente jodida de la cabeza (deep web), si se busca bien cualquiera puede encontrar su espacio en ella, ya sea un narcisista obsesionado con su cuerpo (selfies en instagram), un otaku que maldice no haber nacido en Japón (foros de anime es lo que abunda) o simplemente una persona que no ha encontrado a otros con gustos parecidos.

Lógicamente he aprendido muchas cosas más pero esas cinco son las primeras que se me vienen a la cabeza, gracias a los dioses antiguos por la existencia de Internet.

Anuncios


Categorías:La vida, el universo y todo lo demás, Ocio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: