Todos sabemos con qué soñó Higuaín.

La última vez que un alemán se equivocó fue en el 33 cuando votó por Hitler para Canciller. Desde ese día es cultura alemana pensar muy bien antes de hacer cualquier cosa, no vaya a ser se equivoquen de nuevo. Por eso fue que el cabezaso hacía atrás del inafible Kross, al minuto 20 de la final de la Copa Mundo Brasil 2014, tomó por sorpresa a todos: Hummels y Boateng quedarón sembrados en el piso tal vez esperando que Neuer, siempre Neuer, estuviera otra vez de líbero para recibir el enigmático pase de Kross. Cuando reaccionaron ya Higuaín les llevaba dos pasos de ventaja, suficiente espacio para que hiciera con el balón lo que quisiera.

higuain-miss-gif

 

Tal vez a Higuaín, que volvía despacito de alguna otra oportunidad perdida, el yerro repentino de Kross también lo tomó por sorpresa. Dejó rebotar el balón dos veces, con miedo tal vez a que si lo parara se le fuera rebelde hacía la mierda (el balón era alemán después de todo), cuando vio salir a Neuer decidió con diestra ponerlo lejos del enorme arquero alemán, tan lejos lo puso que pasó a un metro del arco vacio. Bien podrían haber celebrado los alemanes desde ese momento, Argentina acababa de perder el mundial.

Marcarle a Alemania en este mundial solo pareció fácil para los ganeses en primera ronda, después de eso nunca más dieron ventajas. Algería y Brasil les marcaron cuando ya los defensas alemanes estaban pensando en las piñas coladas del hotel donde se alojan, por eso es que un gol en ese momento del partido hubiera definido todo el juego. Una Argentina ganando 1-0 se podría haber dado el lujo de soltar la correa de Mascherano: el solito se hubiera encargado de impedir que los alemanes empataran. Argentina con un 1-0 a favor podría haberle prohibido a Rojo y a Zabaleta salir a jugar más allá de su patio, imposible que jugando así un centro a ciegas hubiera encontrado a Götze solo en el área.

Higuaín podrá marcar cientos de goles de aquí en más. Tal vez pueda alzar una que otra copa con el Napoli o ganar una Copa América con su selección. De pronto con treinta años un gol suyo pueda hacer ganar a Argentina la copa mundo de Rusia, lo que si no va a poder lograr jamás es marcarle a Alemania en una final en el Maracaná, ese tipo de oportunidades solo pasan una vez en la vida.

 

Anuncios


Categorías:Deportes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: