Usando Uber.

La noticia de que el Ministerio de Transporte, obedeciendo demandas del gremio de taxistas, decretará que el servicio de transporte Uber es ilegal ha despertado la ira de cientos de usuarios de taxis del país. Argumentan que Uber es un servicio que le planta cara al pésimo servicio que prestan los taxistas en la ciudad y que es una alternativa que debe considerarse legal.

New-Logo-Vertical-Dark

Ayer por primera vez en mi vida, y como protesta a este abuso del estado, decidí devolverme en Uber a mi casa. Normalmente lo hago en Transmilenio que sigue siendo la alternativa más rápida y jamás consideraría tomar un taxi desde mi oficina hasta mi casa (un recorrido de 20km, hora y media y aproximadamente $15000) por lo que no creo que yo sea el mercado objetivo de Uber, sin embargo, aquí están mis opiniones al respecto.

Sin crédito no hay paraíso.

Al descargar la aplicación lo primero que se pide son algunos datos básicos y la información de una tarjeta de crédito. Esta yo creo que es una de las mejores características de Uber frente al servicio de taxis de la ciudad, pero también es una de las principales razones por las que los mercados de cada servicio son distintos. No todos los usuarios de taxis del país tienen a su disposición una tarjeta de crédito, de hecho, Bogotá es una capital muy poco bancarizada para su número de habitantes.

Bancarizar la economía es una muy buena idea, primero se desestimularía gran parte del trabajo informal (sobre todo ese que es informal para evadir responsabilidades fiscales) y segundo se fortalecería la seguridad al depender menos del efectivo. Mover el servicio de transporte público hacía uno que no dependa del efectivo pues es un avance que debería considerarse.

¿Tarifas dinámicas?

La aplicación en si es elegante y sencilla de usar, de entrada te muestra un mapa con tu ubicación y la opción de pedir que te recogan en ese punto. Cuando descargué la aplicación realicé una cotización de un viaje hasta mi casa, eran las 3 de la tarde y la aplicación me informó que el viaje podría costar entre $25.000 y $35.000, que no es un precio descabellado.

Sin embargo, al solicitar el servicio (ahora si en plena hora pico y en el puro centro de la ciudad), la aplicación me informó que las tarifas eran ahora mayores y que el costo iba a ser el doble. Mi pregunta ahora es ¿se negarían a llevarnos los taxistas hasta Suba si les ofrecieramos el doble de lo que marca el taximetro?¿si en hora pico pudieramos informar a los taxistas que estamos dispuestos a pagar el doble  por la carrera se detendrían más? en este punto empecé a considerar la posición de los dueños de taxis de la ciudad. No solo porque para ellos es imposible controlar cuánto cobran, si no porque además deben pagar un derecho a circular por la ciudad, ¿es justo que Uber compita con nuestro servicio de taxis con estas evidentes ventajas?

Es claro que la alternativa no debe ser declarar ilegal el servicio (que es inútil además) si no reglamentar su uso de tal manera que no se deje en desventaja al taxista. Levantar el control a las tarifas de los taxis o ponerle techo a las de Uber debería ser sin duda el primer paso.

Ahora mi conductor es mi mejor amigo. 

Habiendo aceptado que me cobren el doble (porque así de comprometido estoy con este blog) solicité que me recogiera un carro en mi oficina. Al poco tiempo a mi celular entró una llamada, Wilson, mi conductor, me saludo con un “Buenas tardes señor Víctor”, al principio no le di importancia, pero después me sentí un poco alarmado por la cantidad de información que Wilson sabía sobre mi. Mucha más de la que estoy dispuesto a compartir con un taxista.

Wilson sabía en donde trabajaba, en donde vivía, sabía mi nombre, mi teléfono y que estoy dispuesto a pagar el doble por una carrera de una hora y 20km. Uber asegura que sus conductores atraviesan un estricto proceso de selección, pero eso mismo dice la policía, los bancos y la iglesia católica y casos hemos visto en que este estricto proceso deja pasar a uno que otro delincuente.

Pues Wilson fue muy amable, me preguntó qué quería escuchar en la radio y me ofreció agua. Le pregunté un par de cosas y me dediqué a ver netflix en mi celular. Lo mismo que hago cuando viajo en el transmilenio.

¿si es Uber una amenaza? 

Wilson me comentó que él no sentía ninguna hostilidad hacía él por parte de los taxistas y que con los muchos que hablaba le comentaban que su negocio seguía siendo el mismo. Me imagino yo que el día a día de un taxista no cambia mucho por lo que comenté anteriormente, mucha gente no usa tarjetas de crédito ni está dispuesta a que le cobren más por un recorrido más cómodo.

Los que si deben verse afectados, pese a la experiencia de Wilson, son aquellos que trabajan de noche. Uber es sin duda la mejor opción de transporte si uno está muy borracho. Primero no necesita efectivo y el cobro de la carrera no depende de lo buen tipo que sea el conductor y segundo va a estar más tranquilo de no terminar en un caño sin sus pertenencias. El miedo juega a favor de Uber.

Conclusiones. 

Uber es un servicio que llegó para quedarse, la comodidad de pagar con tarjeta es sin duda un diferencial a la hora de elegir un servicio de transporte, sobre todo en la noche y después de la rumba. Además la sensación de seguridad que brinda el servicio es una ventaja frente al cada vez más cuestionado servicio de taxis de la ciudad.

Lo va a tener complicado el Ministerio y la policía para establecer controles para Uber, primero porque no hay cómo detener cada carro blanco que se vea transitar y segundo porque cuando lo hacen e inmovilizan el vehículo (Wilson me comentó que sabía de 30 vehículos inmovilizados ayer) Uber no tiene ningún problema en ir, pagar las multas y sacar de nuevo sus vehículos a la calle. La necesidad de reglamentar el servicio es ahora una prioridad, antes de que el tema se convierta en una guerra de pandillas entre taxistas y Uber.

Yo definitivamente viajé más cómodo que en un transmilenio, pero por $82.000 que costó finalmente el servicio, hubiera esperado un tipo de comodidad digna de estrella de Hollywood.

Anuncios


Categorías:Opinión

1 respuesta

  1. Sin duda no afecta mucho… imagínese pagar 82mil!!! Este servicio afecta de verdad, verdad es a los Uldaricos dueños de muchos carros,,pero a los que trabajan con el producido diario no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: