Leer está sobrevalorado.

La gente empezó a asociar la lectura con un montón de cualidades que rayan en lo ridículo, ahora es de súper hombres y súper mujeres leer un libro, de repente leer te convierte en una persona más inteligente, más culta, mejor informada. Leer ahora es tan mágico como comer quinoa, le asocian tantas propiedades que en últimas no son más que ridiculeces inventadas por inseguros y perpetuadas por memes espantosos de Facebook.

images

El más espantoso de todos los memes.

Leer no te hace más culto. 

El proceso de hacerse más culto no empieza ni termina con leer un libro, la cultura no se adquiere de una única forma y hay gente incultísima que lee a Kundera y gente muy culta que no lee nada. Además una parte importante de culturizarse a través de los que consumimos, ya sea leyendo, viendo películas o televisión, es separar lo que es bueno de lo que es malo y ese proceso con los libros no existe.

No existe no porque no hayan libros malos (hay montones) si no porque son tantos los libros buenos que se han escrito que uno solo leyendo clásicos puede estar seguro que nunca va a leer nada malo. El esfuerzo intelectual de separar la basura de lo que nutre ya está no se necesita con los libros. Claro, podríamos ir a buscar libros escritos este año, leerlos y separar que es lo bueno pero eso sería perder el tiempo, porque se escriben más libros malos que libros buenos y leer es una inversión enorme de tiempo.

Eso no sucede con las películas por ejemplo, las mejores películas de la historia se están haciendo para esta generación, porque ya no existen limitaciones técnicas para plasmar en pantalla la visión de un autor. Y por el mismo motivo, se hacen un montón de películas malísimas año a año e identificar las buenas de las malas es lo que realmente hace que lo que consumimos nos vuelva más cultos.

Además la cultura hoy está más ligada a un entorno globalizado a través de internet que atada a lo que se aprende a través de las bibliotecas. Leer si te hacía más culto en el siglo XIX donde no existía ninguna otra forma de entender el mundo. Hoy estamos saturados de medios de comunicación y todos son tan válidos para ser más culto como leer, lo importante es diferenciar lo bueno de lo malo.

Leer no te hace más inteligente o interesante. 

Ni siquiera nos hemos puesto de acuerdo en lo que significa ser inteligente o interesante, ¿cómo vamos a saber si leer nos hace más o menos inteligentes? interesantes de pronto, porque leer abre la posibilidad a hablar de muchos temas, pero ser interesante también incluye adaptarse a los temas que la gente quiere tratar. Leer incluso puede ser contraproducente en esta generación de no-lectores, ¿cómo ser interesante cuando nadie más habla de libros?

De ser inteligente ni hablemos, tal vez por la importancia que juegan las redes sociales en este momento, parecer inteligente (de pronto más que ser inteligente) se ha vuelto una obsesión, como también parecer saludable y millonario. Es cómo que en Facebook tenemos la oportunidad de mostrar las plumas como si fueramos pavos reales, cosa que en la vida real necesitaría de más tiempo (o de plumas). El problema es que empezamos a asociar productos y conductas con caracteristicas que queremos trasmitir. Una completa estupidez.

Los libros por ejemplo, que se saquen fotos con libros o que suban conteos de los libros que leen, no transmite el mensaje de que alguien es más o menos inteligente, ni siquiera trasmite el mensaje de si esa persona lee o no. Igual es una práctica extendida hasta el cansancio. Igual pasa con el vino rojo, los trajes de baño, los kilómetro recorridos en cicla y las fotos en la estatua de la libertad. Todas buscan transmitir la idea de que somos interesantes, sanos o millonarios sin  tener que invertir el tiempo que se necesita para transmitir de verdad y sin dudas todas esas cualidades.

Leer no te convierte en alguien mejor informado.

Con la lectura pasa como con muchas cosas en la vida, en las que no se puede separar lo que es una causa o una consecuencia, no es que leer vuelva a alquien más inteligente, interesante o informado, tal vez pasa que la gente inteligente, interesante e informada prefiere a la lectura sobre otros medios (aunque yo personalmente creo que esto está dejando de ser así).

Hoy hay maneras mucho más eficaces de informarse que leyendo prensa por ejemplo. Ahora mismo las noticias se consumen de manera digital a través de diferentes medios: Facebook, Twitter, Foros, etc. y aunque todas incluyen leer, la gente sigue asociando al libro (o periodico) bajo el brazo con gente mejor informada que el resto. Nuevamente, no es qué tipo de medio se consume, es qué contenidos se están consumiendo.

Decir por ejemplo que toca apagar el televisor y coger un libro para vivir mejor, es una estupidez de tamaño mayúsculo, usted puede seguir viendo televisión si los contenidos que consume son mejores que los contenidos que va a consumir leyendo, más si la televisión (el celular, la tablet, etc) se ajustan mejor a sus necesidades de tiempo.

En definitiva lea si le gusta leer, no lea si no quiere. La diferencia no es mucha.

Anuncios


Categorías:Opinión

3 respuestas

  1. Leer no te hace más inteligente ni más culto. Leer te educa. Por supuesto, depende de que tipo de lecturas consumas, como en todo. Hay libros para todos los gustos y para todos los intereses: literatura, poesía, ciencias, matemáticas, historia, lingüística, medicina, piscología, filosofía, etc.
    Leer no está sobrevalorado, sino por el contrario; está volviéndose una especie de pose entre los jóvenes, cuyos únicos y banales intereses ellos mismos se limitan. Sobran en los libros fuentes de información, de aprendizaje y de entretenimiento, mas no es ninguna de estas características despreciable para con el pensamiento de una persona interesada en disfrutarlas.
    Ahora, leer sí te hace una persona más informada, más cualificada para tratar con ciertos temas. Leer te nutre, te vuelca a la reflexión.
    Por último, dices (y cito) que “las mejores películas de la historia se están haciendo para esta generación”, y yo te invito a que me señales o me indiques al menos tres cineastas contemporáneos a la altura de genios creadores como lo fueron Andrei Tarkovski, Ingmar Bergman, Ritwik Ghatak, Mikio Naruse o Theodoros Angelopoulos, por mencionar algunos.

  2. Llevo años devorando lecturas de todo tipo en la web, en blogs, foros, historias, noticias y columnas nacionales e internacionales, y debo admitirlo, dedico muy poco tiempo a ‘leer’ libros tal como se entiende que en la actualidad. Tengo amigos ‘lectores’ con los que a veces solía sentirme apenada ya que no seguía su misma costumbre lectora, de hecho me sentía un poco inculta por ello. Pero he venido haciendo la misma reflexión que haces en esta entrada y estoy totalmente de acuerdo. No son los libros físicos ni el hecho de pegarte horas y días a clásicos literarios, ficción, autoayuda lo que te da ese bagaje o autoridad literaria. Cualquier oportunidad y cualquier medio es válido para disfrutar de buenas lecturas y de buenos contenidos. En mi caso personal disfruto más las lecturas especializadas por ejemplo en páginas de medicina, tecnología o sociedad que las lecturas de un libro, que no digo que sea malo ya que esporádicamente leo alguno sino que encontrar contenidos verdaderamente interesantes en la literatura física es mas complejo, y también es que leer a gusto un libro requiere de una inversión importante en tiempo, costo y espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: