Mis razones para votar por Peñalosa (parte II)

Viene de la primera parte. 

5d9fc797a2fb4cd4b5e03fd10ab90b60

El plan de gobierno de Peñalosa tiene el enfoque de educación que la ciudad necesita.

Después del medio ambiente, mi mayor preocupación para la ciudad es la educación de sus ciudadanos. Yo soy un convencido de que los grandes cambios de un país y una ciudad se hacen desde su educación.

La educación tiene tres componentes que deben respetarse: deber ser universal; es decir cualquier persona que quiera debe poder estudiar, esto implica que no deben haber barreras económicas ni geográficas que impidan el acceso de la ciudadanía a la educación, deber ser pertinente; esto es enfocarse en resolver problemas específicos, si por ejemplo un país tiene un problema cultural (colarse en transmilenio por ejemplo) la educación debe ir enfocada a resolver este tipo de problemas y debe ser de calidad; de nada sirve una educación universal y pertinente si no es de calidad.

El único plan de gobierno que cobija esas tras variables es el de Enrique Peñalosa: universal porque ampliará la red de colegios sobre todo de jardines para atender la primera infancia, pertinente por que enfocará sus esfuerzos en la erradicación del machismo, conducta que Peñalosa cree tiene una gran responsabilidad en problemas de nuestra juventud como la adicción a drogas y consumo de licor y cigarrillo y reforzará el concepto de cultura ciudadana y de calidad porque quiere continuar con su programa de colegios por concesión que se ha demostrado un éxito en la mejora de la calidad de la educación pública.

Clara López tiene un programa de gobierno que gira entorno a la educación es cierto, pero creo yo que deja por fuera consideraciones importantes. Su plan está enfocado a aumentar cobertura y a seguir combatiendo la mala calidad pública de la misma manera en la que los últimos gobiernos la han combatido, que aunque creo que han hecho un gran trabajo, me parece que está enfocada hacía donde no es.

Petro suele esgrimir como un logro de su administración cerrar la brecha entre la calidad de los colegios públicos y los colegios privados, y aunque esa brecha es menor hoy, la comparación es innecesaria porque cuando comparamos nuestra calidad con el resto del mundo nos damos cuenta que tanto públicos como privados están muy por debajo de lo que exige el mundo (nuestra educación, se podría decir no es pertinente). Entonces lo que Petro buscó y lo que Clara va a buscar en calidad de educación no es que los colegios públicos sean buenos (en términos generales, comparados con el mundo) si no que sean tan malos como los colegios privados.

El enfoque de Peñalosa en cambio facilita que los colegios públicos puedan ser realmente buenos, primero porque su PEI podría estar condicionado a una licitación lo que facilitaría que se alinearan los contenidos programáticos de los colegios con los de por ejemplo las pruebas PISA y la continuación de la administración en un colegio dependería de análisis de calidad. Ahora mismo, cada colegio decide cuál es su PEI y cada que el Ministerio de Educación trata de enfocar de alguna manera este trabajo terminamos en medio de un paro y no hay ningún estímulo para que la educación de un colegio mejore:la administración nunca cambiará de manos.

Muchos esgrimen que el modelo de concesión atenta contra las condiciones laborales de los maestros, yo digo que es un miedo injustificado porque las condiciones laborales de los maestros no podrían estar peor. Los profesores son los empleados estatales que peor ganan en el país, además que las condiciones laborales son estresantes y denigrantes en muchos casos. Los colegios por concesión son la oportunidad para que el mercado laboral de los maestros deje de estar regulado por el Estado con ese modelo arcaico y rosquero del escalafón y empiece a regularse por el mercado, donde por méritos y preparación los profesor buenos ganen más que aquellos que ganan mucho hoy por ser parte del FECODE.

Anuncios


Categorías:Opinión

4 respuestas

  1. Pero ud. no tiene en cuenta algo de la situación de los maestros. El mercado no necesariamente es justo. El salario de docentes por fuera del estado no es mejor. Si así fuera no se saturarían las convocatorias para ingresar a docentes. El escalafón está mal, es injusto pero para algunos docentes representa una estabilidad y un aumento en calidad de vida comparado con la “jungla” de los privados.

    La docencia “por fuera” está sufriendo el síndrome del publicista. Salarios muy por debajo de sus aspiraciones debido a que están sometidos a un mercado injusto.

    • Claro, pero el mercado es injusto porque ya hay una tabla de salarios definida por el Estado. Es de las pocas carreras donde su merito no juega a su favor porque ya sabe cuánto puede aspirar a ganar. ¿por qué habría de pagar más un privado si la única alternativa es el distrito donde los salarios son bajos y las condiciones son malas?

      El mercado laboral privado no compite con el distrito, no tiene por qué. Los privados en este momento piensan ¿no le gusta mi oferta? vaya haga fila con el Estado y muchos terminan regalándose por lo demorado e injusto que resulta entrar a trabajar allá y eso se tira las ofertas. Diferente a un mercado abierto, en un mercado abierto la pregunta ¿no le gusta mi oferta? se convierte en ¿cómo mejoro mis ofertas para atraer a los mejores?

      • Omitió convenientemente mi ejemplo del rubro de la publicidad. El cual es un mercado abierto, no compite contra una parte estatal y aún así es injusto.

        Su afirmación de que la tabla de salarios definida por el Estado es la que regula el mercado no tiene sustento. ¿Cómo está ud. seguro de que esa es la razón por la que el mercado privado tiene un promedio de oferta más bajo? Existen varios ejemplos donde el mercado privado compite directamente con el estatal así mismo ejemplos donde es más rentable el sector privado que su contraparte estatal. Y esto depende de muchos factores y no solo una regla de 3 a la que ud. pretende simplificar la situación bogotana (y me atrevería a decir que colombiana)

        Quitar el escalafón no va a ser una solución.

      • Mencione alguno de esos casos. El de los maestros es un caso único en nuestra economía, ¿en algún otro mercado el mayor contratista publica los salarios y las condiciones para ganarlos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: